Neuronas espejo




¿Por qué podemos sentir las situaciones que observamos, como el sonreír cuando vemos sonreír a un niño, “contagiarnos” de un bostezo o  al presenciar una película o una obra de teatro?  Porque nuestros sentidos y percepciones entran en resonancia con lo que observamos y nos lleva a que nos identifiquemos con la situación que estamos percibiendo. Esto se debe a que se activan unas neuronas especiales conocidas como” neuronas espejo”. Las neuronas espejo muestran un papel muy importante en las relaciones sociales porque están relacionadas con el aprendizaje por imitación y por  empatía.

¿Qué son las neuronas espejo?
Son un grupo de células que se encuentran en la corteza cerebral que parecen estar relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos.
Su función es reflejar la actividad que estamos observando por eso el nombre de neuronas espejo. En diversos estudios se comprobó que estas  células se activan cuando un animal o ser humano realiza una actividad, y cuando se observa a otros ejecutar una acción o se tiene una representación mental de la misma.
Las neuronas espejo son células nerviosas que se activan ante dos situaciones:
1.       Al realizar una acción.
2.       Al observar a otros ejecutar una acción (lo que hace que el observador tenga una representación mental de la acción observada, que activa una respuesta neuronal de la representación mental en el cerebro).

¿Cuáles son las funciones de las neuronas espejo?
§  Se activan desde el nacimiento y permiten a los niños imitar movimientos de los adultos e ir aprendiendo.
§  Nos sirven para realizar una simulación de las acciones antes de llevarlas a cabo.
§  Proporcionan una representación interna de las acciones propias y ajenas.
§  Pueden identificar la intención de una acción a partir del contexto en que se lleva a cabo esta acción.
Neuronas espejo y empatía
Podemos entender por empatía la capacidad de percibir y sentir emociones ante una situación aunque seamos ajenos a ésta, en otros términos, es la capacidad de poder ponernos en la situación de la otra persona como si estuviéramos en su lugar,y tiene tres aspectos:
§  Conocer los sentimientos de otra persona.
§  Sentir lo que está sintiendo la otra persona de forma similar o igual en una situación similar.
§  Responder compasivamente a los problemas que aquejan a otra persona.
Los neurocientíficos que trabajan la empatía postulan que un estado motor, perceptivo o emocional determinado de un individuo activa las correspondientes representaciones y procesos neuronales en otro individuo que observa ese estado.
Si se comparan con personas no empáticas,  las personas empáticas muestran mayor imitación no consciente de las posturas, manerismos y expresiones faciales de las personas con que interactúan. Esta representación de la acción de los otros modula y forma los contenidos emocionales de la empatía. Desde esta perspectiva la observación o imaginación de otra persona en un estado emocional particular activa de manera automática una representación de ese estado en el observador, con las respuestas fisiológicas asociadas. Por lo que se plantea que fenómenos como el ‘contagio’ emocional, la empatía, la culpa y la conducta de ayudar dependerían del mecanismo de percepción y acción.
El comportamiento es el resultado de múltiples procesos, unos de carácter innato y otros dependientes de la influencia del medio ambiente donde se desarrolla la persona. La empatía relacionada con las neuronas espejo es uno de los principales mecanismos cognitivos para las relaciones sociales y junto con las emociones y la motivación de elementos esenciales para el desarrollo del ser humano.

Comentarios

Entradas populares