Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La preocupación es el núcleo de la ansiedad

 La preocupación es el núcleo de la ansiedad, cuando se pone en marcha, no existe ningún impedimento para empezar a rumiar una y otra vez el problema.  Se ha demostrado que estar preocupado es tan negativo como estar enojado, es una emoción que nos desgasta y paraliza, tiene un impacto directo sobre nuestra salud, genera tensión muscular, inquietud y alteración.
Está directamente relacionada con nuestra manera de percibir y evaluar las situaciones y nuestra capacidad para enfrentarlas y solucionarlas. Crea esos pensamientos insistentes que nos vienen a la cabeza sin saber por qué, sin desearlo y sin poder evitarlo a pesar de saber que son absurdos e irracionales, se nos meten en la cabeza y no hay quien se libere de ellos.
Las preocupaciones parecen surgir de la nada, empiezan a generar un gran murmullo, nos bloquean al razonamiento y se vuelven incontrolables.
Es una narrativa dirigida a uno mismo, que salta de preocupación en preocupación y muchas veces le siguen catástrofes imaginadas…

Entradas más recientes

Padres presentes y Adolescentes

Los pensamientos negativos te hacen sufrir

RESILIENCIA

Envejecimiento positivo & Vejez

Aprendiendo a manejar el enojo

La Motivación desde la psicología

¿Hasta qué punto son normales los celos?

Transforma tus pensamientos negativos en positivos

Salud Mental y redes sociales

¿De qué manera te comunicas?